Mujeres y Feministas en Resistencia

| | | Retroenlaces (0) | Siguiente | Anterior

Mujeres y Feministas en Resistencia (Honduras) han realizado un vídeo en el que se muestra la realidad de Honduras, un país que hace casi un año -el 28 de junio próximo- fue víctima de un golpe de estado político-militar apoyado por la oligarquía, el ejército y la Iglesia católica con el apoyo de EE.UU.

El golpe logró uno de los mayores consensos internacionales en su contra, tantos como los que se producen cuando hablamos de Gaza o Palestina, pero siempre está el amigo EE.UU. que o bien condena pero no hace nada o no hace nada y no condena. Este caso no fue distinto. Curiosamente -bueno, cuando conoces la realidad centroamericana y las campañas agresivas y propagandísticas de las iglesias evangelistas no sorprende nada, Honduras está lleno de banderas de Israel- Israel fue uno de los tibios, de los que presumiblemente apoyaron el golpe y apoyaron a Micheletti.

Hoy se juega el partido del mundial de fútbol entre España y Honduras y este artículo quiere presentar este vídeo y también dar a conocer lo que sigue siendo la realidad hondureña, un país que no ha recuperado la normalidad -si es que eso existía- aunque se hayan "celebrado" elecciones y donde han aumentado los asesinatos políticos y los ataques a los derechos humanos.

Os dejo con el vídeo:

La necesidad de luchar contra las ilegalidades y arbitrariedades cometidas por el gobierno de facto, fue lo que impulsó el surgimiento de las FEMINISTAS EN RESISTENCIA, que aglutina diversas expresiones del movimiento feminista y de mujeres en el país.

Aunque nace con el objetivo fundamental de luchar por el regreso del orden constitucional, en el camino han ido articulándose con otros objetivos, como denunciar las violaciones a los derechos humanos de las mujeres que se han cometido desde ese día, velar porque todo lo que se ha logrado en materia de legislación, políticas públicas e institucionales a favor de las mujeres siga en vigencia.

El golpe político-militar perpetrado dejó en evidencia la fragilidad de la democracia hondureña y la necesidad de construir propuestas de participación ciudadana que busquen la construcción de una nueva sociedad y de un Estado que incluya en su trabajo las demandas y propuestas de la población y, específicamente, de las mujeres.