"Microsoft contribuye a la democratización de las tecnologías", Gallardón dixit. Así de claro, de breve, de tremendo y de pelota me llegó un SMS desde la nueva sede del Ayuntamiento de Madrid donde el alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón celebraba un acto con la presidenta de Microsoft Ibérica Rosa García para sellar su apoyo a las empresas madrileñas.

Según informa vnunet.es, "el acuerdo permitirá el asesoramiento en materia tecnológica a unas 100.000 PYMEs, así como el apoyo a la creación de nuevas empresas TIC, la educación digital de los ciudadanos, la mejora del mercado de trabajo o los futuros proyectos de la Fundación Madrid Tecnología y la Catedral de las Nuevas Tecnologías de Villaverde".

El alcalde, se llenó la boca de buenas palabras, de huecas grandilocuencias, de futura esclavitud tecnológica para los madrileños y madrileñas y en un derroche de fantochismo e ignorancia aseguró que Microsoft "ha contriubuido a hacer accesible el conocimiento, a compartirlo, porque su tecnología es fácil de usar, no siendo así patrimonio de unos pocos expertos". Flipante, culminaba el segundo SMS que me enviaba esta cita.

El ayuntamiento de Madrid está de borrachera, y en vez de ver cerca la resaca, veo a Microsoft hasta en la sopa. En su discurso, que debían haberlo escrito desde la agencia de comunicación de Microsoft, Gallar aprovecha para involucrar a toda la sociedad, de manera simbólica-afectiva con palabras fuerza (conciliación de la vida familiar y laboral, teletrabajo, compromiso con el medio ambiente) y a través de los jóvenes, que sabe que son a quienes debe vender el software privativo para que éste perdure:

(los jóvenes) están llamados, con su actitud pro-tecnológica, a acelerar esta transformación de la sociedad, la economía y las ciudades (y Microsoft es) el interlocutor adecuado para promover un mundo tecnológicamente más justo

Por lo menos queda el genial Enjuto Mojamuto para divertirnos y contrarestar la omnipresente propaganda mediática de Microsoft: