Galayos es escalada pura. En Galayos escalas para llegar hasta el refugio. Desde el refugio a la zona de vivac mas de una vez te ayudas con las manos. Para ir a por agua llévate una mochila porque tendrás que escalar. Cuando haces las aproximaciones a las agujas de los Galayos vas a escalar. Y si te despistas en el camino, seguro que hasta necesitarás la cuerda. Asi que cuando llegas al pie de la pared para prepararte a lo que se supone que es escalar, llevas ya varias horas haciéndolo. Aquí escalas hasta cuando no quieres.

El Torreón de Galayos no para de mirarnos y nosotros a él desde que llegamos. Mañana los escalamos. Y de momento hoy volamos delante de él.

 

Nada mas cargar el coche con los trastos en Madrid y tras hacer esa comprobación de niveles de aceite que nunca antes había hecho, el capó decidió no cerrarse. Cambiamos de coche y de camino a Galayos, "un sitio donde te vas a hartar de hacer fotos", mi cámara dejó de funcionar. El viaje acaba de empezar y yo no tenía cámara de fotos ni coche. Así que en el camino hasta los Galayos me encontré una herradura. Las cosas se enderezaban.

Por primera vez desde hace tiempo no iba yo a cargar con la cámara (vamos, ni yo ni nadie, porque la gente que me rodea empezó hace tiempo a olvidarse las cámaras en casa de forma preocupante), asi que nos teníamos que apañar con un móvil de última generación.

VIDEO Y FOTOS (made in Alvaro)

MAS FOTOS (Más)