Raro caminar de noche. Raro caminar sólo. Siempre nos contaron que hay que evitarlo, que es peligroso, que no es seguro. Raro caminar por la nieve. Raro buscar el punto mas alto. Raro pasar frío. Raro hacerlo un miércoles de diciembre. Raro ponerse el despertador sin estar obligado. Raro salir del saco caliente y entrar en el alba helada. Dicen que son cosas estúpidas, que no sirven para nada. Raro ver como se despierta el mundo subido a un pico, ver que una gran mancha negra se convierte en mar, que una gran mancha blanca se convierte en montañas, que un puntito de luz se convierte en sol. Raro hacerlo en silencio, cuando las cosas fantásticas se celebran con ruidos de gritos y tambores.