Unos días al final son sólo un montón de horas, de minutos y de tiempo que empieza cuando sale el sol y acaba cuando se pone. Unos días al final son sólo una serie de cosas que hacemos, que esperamos y que se encuentran rodeados de más días. Unos días suelen ser sólo eso.
 
Sin embargo hay algunos que además son más cosas.
 
Días que marcan caminos, que proyectan vidas, que crean ilusiones. No se parecen en nada a todos los anteriores ni tampoco a los que vendrán. No son sólo sucesiones de minutos, de atardeceres y amaneceres. Son sólo el principio de otros caminos. Me gustan cuando tengo  estos días. Me gusta cuando alguien me acompaña en ellos y en sus cosas.
 

 Paola paseando por Zambujeira do Mar