Son simplemente dos miradas de mi 2008. Ella estaba sentada cerca de las pirámides de Teotihuacán, jugando con una piedra. Él estaba en un pequeño pueblo al norte de Burgos, viendo pasar la vuelta ciclista. Ella me dijo que quería ser actriz y viajar por todo el mundo. Él me dijo que nunca había salido del pueblo, ni para renovarse el carnet. Quizás algún día coincidan en el mundo.