Hugo ha nacido hace 2 horas. Ha llegado con la primavera, impaciente, queriendo ver estos rayos de sol que casi se nos habían olvidado. Lo celebramos de la única manera que sabemos, corriendo a conocer un sitio al que tenemos muchas ganas, cabaña Verónica. Desde allí, aislados en una vieja torreta de un barco, rodeados de agujas de roca y nieve por todas partes te esperamos. Escalaremos pensando en tí, en enseñarte algún día este lugar del mundo en el que estás prácticamente fuera de él. Mostrándote que además de las rutas normales siempre hay sendas escondidas. Algún día espero llevarte allí, para que veas que se puede ser capitán de barco en medio de los Picos de Europa. Bienvenido. Ya no puedes volver atrás.