Este fué como un pequeño queeruption pero en el monte. Asistieron unas cincuenta personas que vinieron de diferentes partes de europa y realmente fué un encuentro muy guapo, estábamos a 40 minutos andando del pueblo más cercano, lo que permitió conocer a muchas de las personas que asistieron y crear redes de comunicación y apoyo fuera de barcelona.