[ Noticias + News ] 05 Agosto, 2008 12:43

El primer paso es fotografiar hasta el último rincón del barrio. Los chavales se encargan de ello. A continuación se retocan las imágenes y se trasladan al mundo virtual. Unas cuantas fotos más de los propios chicos y chicas, y están listos el escenario y los personajes de uno de los videojuegos Bordergames. Se trata de un proyecto que ideó hace ya ocho años un grupo independiente del madrileño barrio de Lavapiés para trabajar con jóvenes de origen inmigrante en talleres de elaboración de videojuegos. "El objetivo es que los chavales reflexionen sobre su realidad", cuenta David Rodríguez, miembro del colectivo Bordergames. Tras importar la experiencia a Barcelona, Figueras, Gijón, Berlín (Alemania) y Alhucemas (Marruecos), ahora cruzan el charco hasta un barrio de favelas de São Paulo (Brasil). EL PAÍS 4/08/2008

Sigue leyendo --->

Gracias Anaïs. 

[ Sao Paulo (Brasil) ] 05 Agosto, 2008 00:48

Cada día tengo más cara de gilipollas con lo que pasa por aquí. Todas las ciudades se sustentan sobre una fina, pero resistente capa de tópicos, lo que yo llamo la Teoría de que vivimos en los años 70. En Sao Paulo esa década prodigiosa se empeña en salirte por todas partes, a todas horas, te salta de repente, como un pitbul guardian, guau! Hoy el señor Lino, gestor del CEU de Alvarenga, ha bromeado bastante sobre esta eterna dependencia del tópico para autoexplicarnos las cosas que experimentamos, sobre todo ante nuestras infinitas caras de asombro ante la primera visión de una favela, favela.

Avisaros que el barrio donde nos hemos dirigido esta mañana tempranito para trabajar, pertenece a la municipalidad de Sao Paulo aunque está a una hora en coche, y eso que se va por autopista directa (es la que va al circuito de Formula 1 de Interlagos). Otro dato es que tiene más de 70.000 habitantes. Cantidad nada despreciable tratándose de un barrio de aluvión, ilegal y 100% caótico.

Ocurre que hace unos años (28 según mi anterior teoría), alguna organización estatal o internacional de desarrollo definió a Alvarenga con la aluncinante descripción de ser La Favela más peligrosa del mundo.

¿Del mundo?, ¿porqué no del universo? Ante tamaño título honorífico, al parecer surgió un bulo aún más cachondo: los de un lado de la gran favela, opinaban que el barrio era chungo que te cagas, pero que el lado peligroso era el barrio opuesto (y lejano, piensen que son miles y miles de casas unifamiliares), y los de este otro lado, creían sin ambajes que en su lado aún se podía vivir razonablementes tranquilos, pero que dónde residían los otros era algo así como el infierno en la tierra...
D.