el gesto de Antígona

28 Ago, 2008

Lenin MVP Reloaded

— Escrito por pablo @ 22:56
 

Jamás pensé que mi artículo “Lenin MVP. La selección de baloncesto y la lucha de clases”, pudiera tener tanto impacto.

 

Para empezar, desató una brillantísima reacción del profesor de Ciencia Política de la Universidad Pompeu Fabra, Raimundo Viejo Viñas, a propósito de la cuestión nacional.

 

Para Raimundo, con mis alusiones al problema de los símbolos nacionales para los patriotas periféricos y para los españoles de izquierdas, estaba “abordando la cuestión nacional desde una perspectiva estatocéntrica y céntricoestatal”. Raimundo, de hecho, ha prometido en su blog una gran respuesta a la que yo improvisé sobre sus comentarios. Estoy expectante y alerta ante tamaño honor.

 

Recibí después los elogiosos comentarios de Pedro Honrubia que interpretaba el artículo como  “una magnífica y extensa metáfora de las inmensas posibilidades que se abren ante las clases explotadas”. Sin embargo, he sido objeto también de severos juicios en foros donde el artículo fue extensamente comentado, como el del Estudiantes y el RiFF Fanzine, donde algunos participantes, no sin parte de razón, calificaban el artículo de “chorrada” o de “paja mental”. Ha habido quienes, también con buenas razones, me han juzgado de machista e insensible a los temas étno-clasistas, por no haber referido que el soccer es un deporte líder entre las mujeres y los migrantes en EEUU, e incluso hay quien me ha hecho co-responsable “de la desaparición de la izquierda” al estar más preocupado por “la estética que por la ética marxista”. 

En lo estrictamente baloncestístico, hubo un forero que posteó una foto de la momia de Lenin, comentando que le había visto “muy estático en el partido”. Ante todas estas reacciones, persuadido entusiásticamente por mi padre y por algunos amigos, me permití enviarle el artículo al propio Aíto García Reneses que, con unos modales de gentleman, me escribió:Muy original. Gracias por enviármelo”. 

El colofón a este mi primer gran éxito como articulista político-deportivo, ha venido de la mano de un periodista profesional especializado en baloncesto, Matías Castañón, con quien coincidí en la Facultad de Políticas, que me ha dedicado un artículo titulado “Pasar por el aro: análisis de "Lenin MVP", de Pablo Iglesias Turrión”. 

Sólo puedo decir que estoy abrumado, a la vez que muerto de risa, sobretodo de mi mismo. Durante los últimos cinco años me he dedicado profesionalmente a la investigación politológica. Como podrá entenderse, los frutos de ese trabajo son, en general y aparte de maravillosos momentos de efémera docencia como profesor-colaborador, artículos académicos, capítulos de libros, la coordinación de alguna monografía, informes, ponencias para congresos, algún articulillo periodístico y, finalmente, una piedra de tesis doctoral de más de 500 páginas. Les aseguro que ninguno de mis textos, algunos de los cuales es producto de meses e incluso años de trabajo, había tenido jamás la acogida de mi “Lenin MVP”. Tiene narices la cosa. 

He aprendido la lección, a partir de ahora reduciré al mínimo la escritura “alimenticia”, necesaria para sobrevivir en la Academia y dejaré que el don de la ebriedad tome los mandos de mi teclado. Por fin he comprendido a Groucho Marx cuando decía que jamás pertenecería a un club que le admitiera como socio y también por qué ciertos líderes políticos históricos de la izquierda pierden todo sentido del pudor cuando se trata del deporte.

. 

Pero permítanme hacer algunas aclaraciones a propósito de “Lenin MVP”. Fue concebido en el marco de una coña marinera, cenando con un colega en la Taberna Maceira de Huertas, la noche del 23 de agosto. Teníamos a nuestra vera mi amigo y yo a tres turistas croatas, con las que decidimos entablar conversación (no crean que  Pau Gasol es el único que sabe romper la zona croata). Tras tratar de hacer valer mis magros conocimientos geopolíticos sobre la desintegración de Yugoslavia hablando de Franco Tudjman y de las herencias ustachas (tuve que pronunciar ustaša unas doce veces para que me entendieran) optamos por hablar de Drazen Petrovic…El resto fue una compleja sucesión de asociaciones mentales entre mis lecturas del momento, la conversación absurda con las croatas sobre baloncesto y el partido del día siguiente.

 

Durante las semanas anteriores, había estado yo dedicándome a estudiar a autores como David Harvey, Beverly Silver, Giovanni Arrighi, Immanuel Wallerstein, Antonio Negri, Saskia Sassen o Yann Moulier-Boutang, entre otros (tiene razón Matías Castañón cuando dice que tengo pinta de vivir para leer libros y manuales), con la intención de preparar un programa de lecturas de geografía política. Uno de los temas que atraviesa los escritos de estos autores, es el problema de la agencia, a saber, el papel de la organización política en los procesos de transformación social; cuestión esta muy relacionada con Lenin, quien pasó a la historia, entre otras cosas, por haber concebido y llevado a la práctica un modelo específico de organización política, el partido de vanguardia, que tanto habría de influir en el movimiento comunista, durante el siglo XX.

 

La emoción que experimenté durante el partido, la mañana del 24, terminó de preparar el cóctel explosivo del que surgió un texto, sin más intención que relajarme un rato. En él, la final entre España y Estados Unidos y el baloncesto son, básicamente, el hilo conductor de una serie de reflexiones teóricas de medio alcance sobre el problema de la agencia en los procesos de transformación y sobre ciertos elementos que aluden a las representaciones simbólicas de las identidades nacionales. Todo ello, por supuesto, en clave irónica aún cuando traté de no perder cierta rigurosidad, tanto respecto al partido de baloncesto como respecto a las cuestiones políticas señaladas.

 

Pero lo dicho, está visto que escribir de esta forma resulta mucho más útil (o, al menos más entretenido) que respetar ciertos convencionalismos. En fin, como diría Marko Milic, “nosotros aquí trabajando y luchando…”

 

Postdata para Matías: Tienes razón, fue Alexander y no Sergei Belov el autor de la canasta. Respecto al autor del pase, la wikipedia dice que fue Ivan Edeshko y esa impresión me da tras ver los vídeos. 

--------------------------------------------------------------------------

Fidel basket


comentarios

  1. Y da gracias de que en lahaine.org ya no se pueden poner comentarios...

    Escrito por zk — 29 Ago 2008, 14:00


Añadir comentario

Añadir comentario
 authimage