Ayer el Ministerio de Sanidad y Consumo continuó con sus grandes políticas de marqueting. En esta ocasión, la ministra Salgado vuelve a cargar contra la población joven por su consumo de drogas.

El día 2 de octubre, Elena Salgado presentóla campaña“Drogas: hay trenes que es mejor no coger”". Esta campaña está dirigida a sensibilizar a la población más joven sobre los riesgos que para su salud y su desarrollo personal acarrea el consumo de drogas, especialmente de cannabis y cocaína, las dos drogas ilegales más consumidas en España, que registran además una tendencia ascendente desde la década de los noventa.

La campaña cuenta con un presupuesto, según explica el propio ministerio, de 2,2 millones de euros y se emitirá desde mañana y hasta el día 18 de octubre. Durante este periodo se realizarán más de 1.000 pases del spot de televisión, se difundirán más de 170 cuñas de radio, se realizarán inserciones en prensa e Internet y se colocarán 4.452 carteles en soportes exteriores, mobiliario urbano y medios de transporte público.

2,2 millones entre 15 días nos sale a un coste diario de 146.666 euros por día de campaña (desde el día 3 de octubre, hasta el 18). Y todo esto para una campaña que ya comienza, según las declaraciones de las propia Ministra del PSOE (y de cualquier persona un poco avispada), asumiendo que las políticas sobre el consumo de drogas son un fracaso.

Y digo un fracaso porque la justificación de esta campaña la juventud española se nos informa que "entre los años 1995 y 2005 nos indican (los datos de la Encuesta Domiciliaria sobre abuso de Drogas en España) que ha aumentado en mayor o menor medida la proporción de personas que consume, hipnosedantes sin receta médica, cocaína y cannabis. Se mantienen en proporciones similares a las de la década anterior los consumos de tabaco, bebidas alcohólicas, éxtasis, anfetaminas, alucinógenos e inhalables volátiles" Continúa diciendo los documentos del Ministerio que "Según los últimos Informes del Observatorio Español sobre Drogas (OED), este incremento es especialmente notable en el caso del cannabis y de la cocaína, cuyos consumos, al igual que sucede en la mayor parte de los países europeos, han aumentando considerablemente en nuestro país en los últimos años, sobre todo en el sector más joven de la población.". O lo que es lo mismo, que pese a las campañas realizadas por todos los ministros y ministras de los diferentes gobiernos el consumo no disminuye.

Esto parece ser que no les hace pensar demasiado. O la menos eso parece. Las campañas no funcionan, la política de prohibir la tenencia tampoco parece ser muy efectiva, pero sin embargo continúan machacando con el asunto del "NO" y del "ESO ES MALO" como si fuese a hacer algún efecto (que visto los propios datos realizados por el ministerio no es así.).

¿No habrá que repensar las políticas sobre drogas? Si hasta el propio ministerio reconocen que hasta ahora el consumo no solo disminuye sino que aumenta, ¿Porque continúan con las mismas políticas? ¿No les dicen los indicadores que algo va mal y que debe ser modificado?

¿Nos podríamos imaginar a Solbes diciendo algo similar con la economía y la hacienda de España? Imaginemos que Solbes diciéndonos algo similar con un proyecto para evitar la inflación o del ministro de empleo para evitar el paro...