En otra demostración más coherencia y de sosiego, el Gobierno del PSOE, continuando el modelo de populismo punitivo del Plan del Ministerio del Interior de llevar policía a los centros escolares y de ocio para la represión del consumo de drogas y del pequeño tráfico, anuncia que al ser la "delincuencia juvenil uno de los asuntos que preocupa a la sociedad española" el Ministerio del Interior ha acordado diferentes iniciativas para reducir su incidencia, distribuyendo instrucciones precisas para que pongan en marcha un "Plan Estratégico contra la Violencia Juvenil ejercida por bandas latinas y otros grupos organizados".
El anuncio de la puesta en marha de este Plan, se hace a la vez que se anuncia que la llamada delincuencia juvenil ha descendido un 5,2%. Según el Ministerios del Interior, los delitos contra el patrimonio cometidos por los jóvenes han caído un 7,7% con respecto a 2004 y los robos con violencia o intimidación descienden un 8,5% con respecto al mismo periodo. Bonita contradicción: Anuncias que baja la delincuencia a la vez que anuncias un plan para combatirla. De esta forma el PSOE no se aleja de la línea populista punitiva iniciada por el PP y que tiene muchos seguidores entre los civilizados Gobiernos Europeos.
Este anuncio del Gobierno, generó ayer dos curiosas noticias en 2 diarios de caracter provincial (Uno de León y otro en la sección de Vizcaya) en la que se anuncia que las bandas latinas que "han tomado madrid" amenzan ahora con "extenderse por españa".
De esta forma continuamos con las dinámicas de criminalización y de estigmatización de los y las jóvenes y los y las inimgrantes -sobretodo varones-. Dinámicas que suponen artículos alarmistas donde se habla del numero de "bandas latinas" y de miembros que las componen, de sus territorios, formas de vestir y formas de ocio o la supuesta orgaiación interna...