El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado recientemente una campaña con el lema ¿Que pasaría si nunca pasara nada?. Esta frase va acompañada de fotos del Madrid de los años 20, dando a entender que las ciudades deben cambiar...

[foto de la noticia]

La campaña busca recuperar la confianza de los vecinos y las vecinas que han sufrido tres años de grandes obras, entre las que destaca sobretodo la de la M-30 pero no solo es esa.
La idea de la campaña es mostrar el Madrid de principios de Siglo XX, para que la gente comprenda que el "progreso" de nuestra ciudad depende de la transformación urbana, transformación que evidentemente tiene que ser permanente y constante...
[foto de la noticia]
Vistas algunas fotos, la verdad es que me quedaría con ese modelo, más que con el caos urbano madrileño actual. Pero las tendencias actuales de considerar el nuevo modelo urbano como una sucesión inparable de viviendas y ladrillo sin ningún tipo de ordenación, y grandes superficies comerciales y de oficinas generará una gran aceptación entre la ciudadanía y la campaña será previsiblemente un exito.
Para que nos hagamos una idea de lo que ha cambiado Madrid, basta con recordar (Naredo) que en 1950 Madrid contaba con un millon de habitantes que se acomodaban en 321 mil viviendas situadas en 42 mil edificios. Madrid estaba rodeada por pequeños núcleos independientes, que albergaban en totoal poco más de 300 mil personal adicionales, instaladas en 74 mmil viviendas y 59 mil edificioes. En ese año, 1950, según cuenta Naredo , el conjunto de la provincia totalizaba al rededor de 1 millon 800 mil personas, 395 mil viviendas y 101 mil eidificios. De todos esos edificios el 40% desapareció po demolición o ruina.
La transformación de Madrid ha sido radical. Ahora solo en la operación campamento se van a construir 10700 viviendas (una gota en el desierto de grúas) y la gente continúa viendo esto como un progreso, como un desarrollo normal y natural de las ciudades. La campaña entra de lleno en esa mentalidad que ve como algo "negativo" la situación anterior y como positiva la actual.
Se muestra como algo "malo" que hay que "cambiar" el que hubiese caballos en la glorieta de cuatro caminos o gente andando, eso es el pasado... Lo moderno es que todos y todas vayamos en coches destrozando el planeta introduciendonos en interminables atascos de los que solo podemos salir haciendo inversiones millonarias en más túneles para que en poco tiempo vuelva a estar colapsado. Lo moderno es hacer barrios y más barrios sin ningún tipo de identidad.
Modernidad es el despilfarro (siete mil millones de euros para los pr´´oximos 35 años) en burocracia y operaciones estrella... El PP tras 17 años de gobierno ha sumido a Madrid en un proceso que combina la deslocalización industrial, la desregulación urbanística, procesos de liquidación de los espacios públicos, destrucción del patrimonio edificado (sin equivalente en europa), las viviendas vacías crecen exponencialmente... el progreso
.La pregunta que yo me hago es ¿que pasaría si hubiesen ocurrido otras cosas? ¿Podría haber tenido Madrid otro destino diferente, o esto ha caçido del cielo y nosotros y nosotras lo tenemos que soportar?...