El socialista Antonio Costa es desde hoy el nuevo alcalde de Lisboa después de tomar posesión del cargo y alcanzar un pacto con el Bloco de Esquerda que puso como condición que fuese obligatorio que el 25% de las nuevas viviendas en la capital lusa se vendiesen a un precio controlado. Ahora la polémica está abierta, ya que los constructores tachan de ilegal esta medida. (europa press)
 (Más)