en este video se ve un claro ejemplo de como no se deben hacer los carriles bici. Al menos de como es preferible no hacerlos.

Es decir hacer un carril bici en la acera (quitando espacio al peatón) en vez de hacer el carril bici -si es que hay que hacerlo, que ese es otro debate- quitando espacio a los coches. Lo que se genera se ve perfectamente en el video que está colgado en este blog: http://blogs.20minutos.es/videoblog/post/2007/12/06/carril-aabici- y al que he llegado desde la lista de correo de Bicicrítica.

En muchas ciudades los carriles bicis se están construyendo a costa de los peatones en vez de quitar el espacio a los coches. El resultado tiende a ser el del video. Una sucesión de obstáculos generados por los peatones que transitan por el carril bici.

Esto genera un rechazo importante de los vecinos y vecinas que se ven importunados por los y las ciclistas que transitan "con todo su derecho" por "su" carril. En una ciudad todo es recalificable y  todo se puede transformar menos el predominio del coche sobre cualquier otro medio de transporte.

El desarrollo del transporte en bicicleta no puede hacerse a costa de los peatones. En Madrid el carril bici de la calle Odonell es muy similar, y no da la sensación de que el resto de  los carriles para bicicletas vayan en otra línea diferente.

Mientras no se reduzca las necesidades de transportarnos a lugares cada vez más alejados de nuestros barrios, mientras no se reduzca el número de coches, mientras no se reduzca la velocidad de los coches... el transporte en bici solo será una utopía extraña y ajena a la ciudad y a sus habitantes que la mirarán con extrañeza e incluso con repulsa por quitarle otro espacio más...