Aunque son noticias que quedan olvidadas en los confines de la prensa sindical y rara vez pasan esa frontera de vez en cuando reconforta ver sentencias de este tipo.

El juzgado de lo Social nº 34 recientemente ha fallado en sentencia que las empresas Unitono Servicios Externalizados SA (que pertenece a Randstand) y Telefónica Móviles España SAU han incurrido en cesión ilegal de trabajadores.

La sentencia tendrá como consecuencia que los trabajadores y las trabajadoras se les considerará a todos los efectos como indfinidos e indefinidas en Telefónica Móviles.

Las pretensiones de la demanda, promovida por la CGT, han sido estimadas en su totalidad. Según este sindicato esta sentencia  viene a confirmar que "el telemarketing es una pantalla en la que se escudan las grandes empresas de comunicaciones, banca, servicios e incluso muchas administraciones públicas, como pueden ser los servicios de emergencias o incluso la Hacienda Pública, para subcontratar servicios como si fueran obras o contratas, cuando en realidad son elementos productivos propios y que tienen una continuidad garantizada en el tiempo".

Este tipo de empleos a los que se refiere la CGT tienden a estar sustentados por las capas laborales más desprotegidas por una  legislación pensada para intervenir en un mercado que ya no es el que era caracterizado por el pleno empleo, la estabilidad y las relaciones laborales indefinidas.

Aunque la sentencia seguramente será recurrida en suplicación frente al Tribuanl Superior ya genera un poso importante y abre vías para continuar con la lucha frente a la falsa externalización y el fraude en la contratación así como en la cesión ilegal de trabajadores.