Ecologistas en Acción ha presentado una propuesta de actuación para el Eje Recoletos-Prado. En dicha propuesta se demuestra que se puede reformar el Eje consiguiendo la reducción del tráfico y la contaminación, así como el aumento del espacio para el peatón a un coste económico y ambiental muy reducido, al tiempo que se respeta la configuración actual, en bulevar, de dicho entorno.

La mejora del Paseo del Prado y la devolución del protagonismo al peatón pueden conseguirse con una serie de actuaciones relativamente simples, baratas y respetuosas con los árboles, el medio ambiente y la estructura en bulevar del Paseo. El coste de la propuesta de Ecologistas en Acción se sitúa en torno al 10% del presupuesto contemplado en el proyecto de Ayuntamiento, pero con un coste ambiental, también, mucho más reducido, además de ser mucho más rápida y menos traumática en su ejecución.

La propuesta de Ecologistas en Acción se basa en una reducción de carriles para el tráfico privado similar la planeada por el Ayuntamiento, el establecimiento de dos carriles exclusivos para autobuses (uno de subida y otro de bajada), dos carriles bici (uno de subida y otro de bajada) y aparcamientos en superficie para los autobuses turísticos. En esta propuesta no se contempla la creación de aparcamientos subterráneos, por considerarlos un elemento innecesario que propicia el uso del transporte privado. Asimismo se propone la creación de un ámbito de pacificación del tráfico que rodee el eje Prado-Recoletos.

La diferencia fundamental con el proyecto del Ayuntamiento radica, además de en la supresión de los aparcamientos subterráneos, en la distribución de los carriles de tráfico. La propuesta de Ecologistas en Acción escoge el mantenimiento de la condición de Bulevar del eje y adopta una solución tan sencilla como eficaz y económica: ampliar las aceras en cada lado a costa de los carriles destinados a los automóviles. A buen seguro, una propuesta como ésta no habría tenido la contestación social y política que han venido sufriendo desde el principio los sucesivos proyectos presentados para la reforma del eje.

Es importante remarcar que desde Ecologistas en Acción reclamamos una Política de Movilidad que si bien no desprecie la progresiva implantación de medidas locales (como el cierre al tráfico de la Dehesa de la Villa y de las calles Montera y Mayor), aspire a un Plan de Movilidad Sostenible que alcance a toda la ciudad y a su área de influencia. El objetivo debe ser mejorar la calidad de vida ciudadana y el medio ambiente mediante la reducción en el uso del transporte privado y una racionalización de la movilidad.

Resulta claro que si, por ejemplo, se quiere respetar el derecho de los madrileños a respirar un aire sano, no hay más solución que implantar medidas que limiten el uso de los vehículos privados, mediante la reducción de la capacidad de los viales en todo el ámbito de influencia de la ciudad de Madrid, la prioridad del transporte público y no motorizado, la reducción de los límites de velocidad, el cumplimiento estricto del código de circulación, y finalmente el uso de instrumentos económicos que penalicen el uso y ocupación del espacio por parte de los automóviles.

En este sentido, la pretensión del Gobierno de la Comunidad de Madrid de trazar viales subterráneos a lo largo del eje Prado Recoletos no es sino una nueva aberración que impediría el avance hacia la sostenibilidad en el transporte, además de ser económicamente despilfarradora de recursos y generadora de una gran cantidad de residuos y un fuerte impacto ambiental.

Documentos adjuntos