Hace unos cuantos meses, hacia Noviembre de 2008, la Sección 4ª Audiciencia Provincial de Madrid dictaba una sentencia que, entre otras cosas, decía est: "Se acuerda la disolución de la Sagrada Tribu América Spain, vulgarmente conocida como Latin Kings, en lo que se refiere a la Sección o Reino establecido en la Comunidad de Madrid". Es decir, que se decretaba la disolución por ser una "asociación ilicita" (artículos 515 y 520 del Código Penal)

Ahora el Tribunal Supremo ha enmendado la plana a la Sección 4ª anulando la sentencia, y por tanto revocando la orden de disolución, ya que -según noticia aparecida en El Mundo- se violó "el derecho a un proceso con todas las garantías y sin sufrir indefensión". Los procesados alegaron que en la vista oral declararon como testigos protegidos y con la voz distorsionada personas cuya identidad fue ocultada a las defensas, lo que para el Supremo "cercena" la estrategia de éstas, ya que sus manifestaciones "son los únicos elementos de prueba" en que se basó la condena.

Casualidades de la vida esta sentencia sale pocos días después de que el mismo Tribunal Supremo haya resuleto anular la candidatura de Iniciativa Internacionalista petición de la Fiscalía General de Estado y de la Abogacía del Estado. En una política de"una de cal y otra de arena" el mismo tribunal que hace unos días impedía presentarse a Inciativa Internacionalista sin ningúna prueba fehaciente de que ETA o Batasuna controles o instrumentalicen esa candidatura ahora aumentan su garantismo. Y es que durante todo el auto del TS no se ha podido demostrar en ningún momento ningún tipo de reuniones, concierto de voluntades, acuerdos o estrategias entre los miembros de la candidatura con HB o ETA. Como mucho se ha demostrado alguna coincidencia. Pero bueno el TS nobuscaba el garantismo sino el orden social. toda una proeza realizada con cuatro dias de diferencia...