Hoy me he encontrado con la cruda realidad de bruces...

Después de un gran viaje por cerdeña en bici (usando el bus hasta barcelona, ferri hasta cerdeña y dentro de la isla ent ren y el bus), quería llevarme mi bici a mi segundo destino de vacaciones pero esta vez dentro del "territorio nacional" transportándome en tren. Aunque sabía que Renfe pone muchos problemas a la convinación del tren y la bicicleta (http://www.conbici.org/bicisaltren/), creía que con desmontarla, es decir quitándole las ruedas, los pedales y girando el maminllar no habría problemas.

Pero si que los hay, Renfe no permite bicicletas en los trenes de largo recorrido -eso me han dicho en el servicio de información telefónico, reginales y cercanías si que permiten el acceso en bici- ni siquiera si estás van desmontadas. Con la bici desmontada solo se puede viajar si vas en un coche-cama o litera. Todo un lujo esta compañia ferroviaria que tenemos.

Mi bici desmontada no creo que ocupe mucho más que lo que ocupan muchas de las maletas que se ven en los trenes, pero la política de renfe de hacer cada vez más especialito el tren y ha hecho desaparecer muchos de los servicios y formulas que antes existían en los trenes -yo de pequeño facturaba mi bici en renfe para las vacaciones-. Eso si, Renfe tiene una sección de "valores" y de "RSE" maravillosa, pero esto no entra una pena... 

Hay gente que lucha:

ConBici: "Bicis al tren": http://www.conbici.org/bicisaltren/

Doce ciclistas se amotinan para que les permitan subir sus bicis al tren: http://www.lavozdegalicia.es/santiago/2009/08/08/0003_7895047.htm