se ha publicado ya en el BOE (numero 226 de miércoles 4 de noviembre de 2009)la reforma de la Oficina Judicial, y aprovechando la situación, el Gobierno para reformar el sistema de recursos. En concreto se ha regulado "un depósito de escasa cuantía" previo a la interposición del recurso". La justicia tiene verdaderos problemas...

El objetivo es o fin principal es "disuadir a quienes recurran sin fundamento jurídico alguno, para que no prolonguen indebidamente el tiempo de resolución del proceso". Y es que claro, ante el atasco judicial actual se pueden tener dos opciones. El sistema no funciona, ya sea por su estructura, forma o escasez de medios o el sistema funciona muy bien y el problema es que los ciudadanos están empecinados en pleitear porque les encanta estar en los juzgados. Esta segunda opción es la del Gobierno.

En la exposición de motivos se dice que en la "prolongación indebida" se hace "en perjuicio del derecho a la tutela judicial efectiva de las otras partes personadas en el proceso". Además nos comentan que "los ingresos que se puedan generar por el uso abusivo del derecho a los recursos se vinculan directamente al proceso de modernización de la justicia, a la creación y mantenimiento de una plataforma de conectividad entre las distintas aplicaciones y sistemas informáticos". Es decir, que los ciudadnos vamos a pagar a través de los impuestos y a través de esta nueva tasa judicial.

Todo un avance en el acceso a la justicia.

El precio del recurso será este:

a) 30 euros, si se trata de recurso de queja.
b) 50 euros, si se trata de recurso de apelación o de rescisión de sentencia firme a instancia del rebelde.
c) 50 euros, si se trata de recurso extraordinario por infracción procesal.
d) 50 euros, si el recurso fuera el de casación, incluido el de casación para la unificación de doctrina.
e) 50 euros, si fuera revisión.

Ahora seguro que se solucionana los problemas de la justica... ya vereis.