Gallardón ha encontrado una buena excusa para no intervenir en los problemas de tráfico de Madrid.

En Madrid -y en muchas otras ciudades- el fomento de la bicicleta el fomento de la movilidad en bicicleta viene de la mano de las infraestructuras con el carril bicicleta (en sus diversas modalidades). Además de los carriles bici, este año también venía por la implementación de un sistema de alquiler público de bicicletas apodado Mybici anunciado a bombo y platillo en la semana de la movilidad.

Según nos cuenta hoy el diario El Pais, dentro de los recortes del Ayuntamiento - 1.041 millones- está incluidos el sistema de alquiler -anunciado para marzo de 2011-, el Plan Director Ciclista -575 kilómetros de carril bici para 2016-, la Oficina de la Bicicleta y se disuelve la Fundación para la Movilidad

Las medidas más necesarias para ayudar a descongestionar el tráfico promoviendo la movilidad peatonal, en transporte público y colectivo y la movilidad ciclista, no requiere de grandes infraestructuras ni gastos suntuosos. Medidas de reformas de las ordenanzas de tráfico y movilidad en Madrid tienen un precio nulo y son casi más necesarias que las infraestructuras.

Lo que pasa es que delante tenemos un Ayuntamiento que no quiere "meter mano" al problema del tráfico y prefiere hacer carriles bici -que poco o nada solucionan la movilidad en Madrid por si solos- que es mucho más mediático. Ahora que no tiene dinero ya ha encontrado la excusa perfecto para continuar haciendo nada de cara al tráfico, a la contaminación y al madrid insufrible donde los coches son omnipotentes, omnipresentes y que deciden la ordanción de la ciudad.