Al final ha sido hoy cuando hemos declarado los detenidos en el piquete de las cocheras de la EMT de la Elipa (I, II). Tras la anulación de la declaración como imputados que estaba prevista para el pasado día 20 de diciembre, hoy si hemos declarado.

 

La fiscalía por supuesto no ha venido a las declaraciones de ninguno de los imputados y la jueza no ha estado muy dispuesta a meterse en su papel de preguntarnos que pasó por ahí y de ir "construyendo el escenario". La conversación ha sido del estilo "¿sabes de que te acusan? pues cuéntame que pasó...". Esto unido a que la declaración la hemos hecho en su despacho con los cuatro abogados sentados entre un tresillo y algunas sillas que la jueza tiene le ha restado toda su enjundia.

Yo preocupado por las diferentes preguntas que me podría hacer el juez/fiscal y al final la declaración no ha durado ni tres minutos, ocupando más tiempo la pregunta de si estoy o no afiliado a algún sindicato. .Si me "abalance" sobre varios policías pegándoles con puños y piernas o no ella no me lo ha preguntado, vamos que no me ha preguntado nada. De hecho, eso me lo ha preguntado mi abogada, la jueza se ha quedado más en si ví quien tiraba las piedras cosa que a mi no me imputa la policía pero no se ha debido quedar con la copla. Tenía previsto que algo así podría ocurrir, pero no "tan así".

Cuando declaren los polícías antidisturbios el asunto tomará un poco de cuerpo, porque por ahora "ni chicha ni limoná"

El glamur de la judicatura española está por los suelos ;-)