Pues parece ser que el Ministro de Interior además de dedicarse a reprimir manifestaciones y activistas a lo largo y ancho del país, también se encarga de la regulación de la circulación. Fernández ha anunciado que en la modificación que están elaborando del Reglamento General de Circulación va a incluir la obligatoriedad del uso del casco en vías urbanas.

Hasta ahora solo era obligatorio el uso del casco en vías interurbanas, y el gobierno quiere extender la obligatoriedad de su uso a todas las vías, es decir, que para montar en bici vayas siempre con el casco. No nos engañemos: siempre es mejor ir con casco que sin el, pero en todas las situaciones, otra cosa es si es necesario o no regularlo, pero sobre todo si la obligatoriedad de su uso mejora la seguridad del ciclista.

Para empezar, un enlace interesante a la wikipedia con un compendio de legislación por países donde se ve donde es y no es obligatorio el uso del casco.

La obligatoriedad del uso del casco, tiende a responder a políticas paternalistas hacia los raros ciclistas que pueblan las calles o carreteras a los que desde los coches nos ven inseguros. Realmente el uso del casco me va a solucionar algo? Pues hombre, siempre será mejor ir con casco que sin, pero también para ir a comprar el pan por si me cae un cascote de un balcón.

El problema de la obligatoriedad del casco es que centra la seguridad del ciclista en el propio ciclista, alejando el foco del gran problema: los vehículos a motor. Así por ejemplo, dentro de la siniestralidad ciclista, es mucho mayor en carretera (en número y mortandad), donde es obligatorio el uso del casco, que en la ciudad.

¿Que evita la obligatoriedad del uso casco? Sobretodo hablar de aspectos de seguridad colectiva para ciclistas y otros colectivos como la reducción de la velocidad de los vehiculos a motor o el cumplimiento de los topes de velocidad etc. En la seguridad ciclista, cuantas más obligaciones se impongan a los ciclistas significa que el resultado de esta rara batalla "coches vs resto de vecinos de una ciudad", la ganan los coches que podrán seguir campando a sus anchas y el resto nos debemos proteger de ellos.

Interesanjte post sobre el asunto: http://blogs.elpais.com/love-bicis/2012/07/el-casco-de-damocles.html