Artículo escrito por Rafael Lara, coordinador de la APDHA (Asociación Pro derechos Humanos de Andalucía) aparecido en la web de la Coordinadora de Barrios


La reciente libertad de una de las muchachas que cometieron ese crimen horrible e incomprensible que acabó con la vida de Klara en San Fernando, junto a la aprobación por el Consejo de Ministros del Proyecto de Reforma de la Ley Penal del Menor, ha vuelto a poner de plena actualidad el debate sobre la responsabilidad penal de los menores. El enlace de los sucesos que sacuden París con un supuesto aumento de actos delictivos cometidos por jóvenes en algunas localidades andaluzas, añade –no sé si interesadamente– mas elementos a la polvareda social levantada respecto a la necesidad o no de endurecer las medidas penales contra los menores, haciendo recaer sobre ellos un sistema jurisdiccional cada vez mas parecido al de mayores. Y si el segundo está suponiendo ya –cifras penitenciarias cantan– un sonoro fracaso en cuanto al mandato constitucional que contempla la cárcel y el castigo sólo como un instrumento de reeducación y reinserción social, mucho mas lo sería si se sigue esa senda para los menores.

Para continuar con el artículo pinchar aquí...