El mundo del revés... Curiosidades de la españa postmoderna, progresista y post aznarista... Nos adentramos con pasos firmes en las nueva era del populismo penal, electoral y mediatico, que logra que tengamos la mayor tasa de presos por cada 100.000 habitantes (146 para ser exactos) mientras tenemos una de las menores tasa de crímenes (49,3 por cada 1000 habitantes) en la UE.

¿Y que hacemos ahora? Llevamos una temporadita entre los medios de comunicación y los partidos políticos donde nos da la sensación de vivir rodeados de delincuentes que entran y salen de la cárcel mientras nos roban... Pero que curioso mientras PP y PSOE se enfrascaron hace poco en las peticiones endurecimiento de penas -probablemente, si no fuera por ETA y los problemas territoriales sería el debate estrella- van saliendo ciertas noticias sobre la reducción de delitos, tasa de criminalidad y tasa de encarcelamiento que pasan desapercibidos como quien no quiere la cosa.

España con 20 puntos por debajo en cuanto a la media de criminalidad, en una lista que comanda Reino Unido, supera a este mismo país en cuanto a la tasa de encarcelamiento. Para colmo la delincuencia ha disminuido, destacando la disminución de un 13% los robos con violencia en los domicilios. Y aún continúa un debate soterrado social y político sobre el aumento de la inseguridad. Y esto... ¿como se bebe?

Mientras, la directora general de Instituciones Penitenciarias nos dice (en declaraciones publicadas por el diario El País) que "Si España decide que debemos ser el país con más presos por habitante lo asumiremos". Valiente postura del Gobierno Socialista, que en Madrid se traduce a que el Consejero de Justicia (Vicente Prada) calcule en 3000 policias los efectivos necesarios para luchar contra la criminalidad emergente y sobre todo las bandas latinas debido ala creciente dimensión del problema...