Hoy domingo los dos grandes partidos han sacado a relucir las grandes líneas maestras de los programas electorales autonómicos y munipales. Curiosamente hay una cosa que se repite en los dos aunque con propuestas diferentes.

El PP ha "calificado" por boca de su presidente, Mariano Rajoy, que "la inseguridad ciudadana como el gran fracaso del Gobierno del PSOE, de los que aseguró que ni creen ni saben proporcionar seguridad a los españoles". El PP "demanda más policías en las calles", para que "la gente esté segura"

Mientras el PSOE, par dar una sensación contraria a este panorama del PP contra propone asingar un policía local a cada centro escolar. Policías-tutores en los colegios. Según informa hoy el Pais "Se asignará un agente de la Policía Local a cada centro escolar, llamado "agente-tutor", para garantizar una atención cercana, permanente y especializada a la comunidad escolar. El absentismo, el consumo de drogas, la violencia, entre otras causas, justifican la creación de esta figura que atenderá no sólo lo que pueda ocurrir en el centro, sino también en su entorno. Este agente, de paisano, se integrará en los consejos escolares para participar de la vida escolar."

A pesar de que no hace mucho el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba (del PSOE) informaba en el Congreso que la evolución de la criminalidad en el Estado Español durante 2006 disminuía, (aunque más bien poco) ambos partido se sueltan con este tipo de propuestas que tienen al final como fin último llevar polícia a la calle que se les vea, para que la ciudadanía este "tranquila y segura".

El Ministro de interior decía que: que España es uno de los países "más seguros de la Unión Europea", al señalar que la tasa de criminalidad se sitúa 20 puntos por dejado de la media de la UE, muy por debajo de países como el Reino Unido o Suecia que nos doblan según el avance de resultados elaborado por el Gabinete de Estudios de Seguridad Interior.

Visto lo visto en epoca de elecciones lo importante es ganar votos da igual como ni de que manera. Aunque sea con el riesgo de continuar aumentando la sensación de inseguridad ciudadana, una sensación que necesita más psicología que presencia policial. La irresponsabilidad en esta materia nos conduce hacia un populismo punitivo peligroso que se hrió con el PP pero que el PSOE no lo cambia demasiado.