El 23 de Abril El secretario de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del Partido Popular, Ignacio Astarloa, anunció que los populares propondrán la reforma de varias leyes y normativas para "atajar la criminalidad en España y evitar la sensación de impunidadque tienen los delincuentes". No es el primer comentario de gente de este partido en esta línea, hace no mucho tiempo, durante la conferencia electoral y programática del PP el propio Rajoi calificaba "la inseguridad ciudadana como el gran fracaso del Gobierno del PSOE, de los que aseguró que ni creen ni saben proporcionar seguridad a los españoles". El PP "demanda más policías en las calles", para que "la gente esté segura". El PP sin complejos.
 
No es que sea poco habitual que durante las elecciones los partidos políticos metan en escena el tema de la inseguridad. Es algo, desgraciadamente, más que habitual. Hace dos semanas lo hacía gallardón prometiendo 1500 polícias más y extender el sistema de videovigilancia, pero también el PSOE prometía un polícia por cada centro escolar o el cuando el Gobierno anuncia un Plan estratégico contra la "delincuencia juvenil".
 
El PP va incrementando su discurso y se introduce agusto en el populismo punitivo de cabeza. Ya el 13 de febrero el PP decía que [este año] ha sido el año más "inseguro" y "el de mayor delincuencia" de los últimos diez años, pasando de expresar que existe una alternativa “seria” con políticas “sólidas”, que es la del PP el 1 de Marzo y consolidando el ciclo populista ahora diciendo que el PP "hace de la seguridad ciudadana una de sus prioridades máximas" de cara a las elecciones de mayo y explicó que para ello apuesta por incrementar el número de policías, crear agentes de proximidad y reformar leyes. En concreto, los 'populares' propondrán en el Congreso modificarla Ley del Menor, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Ley de Régimen Local, el Código Penal y las normativas que regulan la reincidencia y la prisión provisional. 
 
Dice el PP que su objetivo es lograr "evitar que el delincuente se sienta impune". Toda una declaración de intenciones que tiene su lógico camino en políticas electorales como el video electoral del PP en Badalona en el que directamente se roza la xenofobia y nos muestra un partido pletórico y sin complejos.
 
 
El mayor peligro es que mientras la derecha azuza estos miedos el resto de partidos duda y no sabe donde colocarse ante un contrincante político que se mueve muy bien en la caverna de los miedos y las fobias.