El Congreso ha aprobado la reforma de la Ley Orgánica Reguladora de los Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social con 185 votos favorables correpondientes a los grupos parlamentarios del PSOE, CiU, CC y PNV, 146 votos en contra de los grupos del PP, IU-ICV y ERC, y 4 de abstención del Grupo Mixto.

La ley es un retroceso importante, pero lo peor está aún por llegar: la aprobación del reglamento. Según dice El Pais en el trámite parlamentario (ahora queda el senado) se han aprobado 300 enmiendas (de las 732 enmiendas presentadaS). Habrá que ver como ha quedado el artículado de la ley final, pero viendo el proyecto inicial y quienes lo han aprobado (CIU, PNV, CC y PSOE), es de esperar que los aspectos más involucionistas y negadores de derechos básicos se hayan quedado intactos.

Pero bueno, el reglamento puede ser aun peor...