Garzón es cuanto menos un juez controvertido, creo que es necesario explicar que desde luego no es santo de mo devoción. No hace falta que me extienda demasiado en esto sobre Garzon al que los oscuros superan con creces sus claros.

Hoy en El Pais le hacen una entrevista a Carlos Jimenez Villarejo en la que como siempre el ex fiscal anti corrupción habla de sus impresiones de forma clara sobre los últimos sucesos en el Tribunal Supremo en la que habla de la derrota jurídica y moral del Estado de Derecho y dice que se demuestra "el poder que tiene la extrema derecha en España, capaz de someter objetivamente al Tribunal Supremo a sus dictados. (...) las decisiones del Supremo se sostienen únicamente sobre los argumentos de la extrema derecha y del Partido Popular".

Espero que estas afirmaciones, que comparto plenamente, se extiendan al resto de los casos que en cada vez más ocasiones aparecen en el Tribunal Supremo y el Poder Judicial.