Cada día me gusta más Esperanza Aguirre. Logra que no deje de pensar de manera continúa en gaviotas...

 Hoy la polémica del día viene de la mano de una especie de intento de asalto a la vivienda particular de la Presidenta de la Comunidad de Madrid. "Según ha explicado en una improvisada rueda de prensa en la presentación de la candidatura del PP en Madrid a las elecciones del 20N, dos personas rompieron la portezuela exterior de su vivienda (situada en Malasaña) de madrugada, sobre las 4.30 horas. Los asaltantes fueron detenidos por los guardias civiles que normalmente vigilan el inmueble dentro del dispositivo de seguridad habitual en altos cargos, que incluye cámaras de videovigilancia."

Y aquí comienza el lio. Las agencias han comentado que las primeras hipótesis apuntan a que se trata de un acto de gamberrismo. Los dos detenidos habían estado de fiesta hasta esas horas celebrando la victoria del Real Madrid contra el Olympique de Lyon, ya que portaban bufandas del equipo merengue y también se ha trasladado que parece que estabana bastante borrachos. Las dos personas fueron trasladadas a la comisaria. Allí, tras ser identificados, los dos hombres han dejado la comisaría y la Policía ha trasladado las diligencias a la Justicia, para que proceda contra ambos. Vamos lo normal y en breve serán llamados para comparecer ante el Juez.

Esperanza, ni corta ni perezosa entiende que "deben de ser dos indignados de los que protege la delegada del Gobierno en Madrid". Ahí queda eso para la posteridad. Ha pedido la dimisión de unas cuantos políticos por haber puesto en libertad a estas dos personas en vez de interrogarlas y llevarlas después ha guantanamo de por vida.

 Otras frases para la historia "me pasa a mi que soy la presidente de la Comunidad y tengo una Guardia Civil que está en mi domicilio, que será la indefensión del resto de los ciudadanos que pueden entrar unos ciudadanos en sus portales y ni tan si quiera se les interroga"

en fin que cada cual piense lo que le apetezca.

 Un abrazo