El gobierno ha presentado un documento de 14 páginas (se puede consultar pinchando aquí) de lo más vago. Sabemos su voluntad, pero no como se va a implementar. La propuesta general es trabajar para "reducir la temporalidad", "reodenar el sistema de bonificaciones" a la contratación y, por supuesto, buscar medidas para "abaratar el coste del despido".

Al parecer la formula que quieren para el abaratamiento por despido es por la vía del contrato para el fomento de la contratación que fija la indemnización en 33 días (contrato de trabajo de fomento de la contratación indefinida se llama). La novedad de esta reforma es la introducción del Fondo de Garantía Salarial, que podría "subvencionar" parte de esos 33 días para ayudar a que los empresarios contraten mediante contratos de duración indeterminada. El Fogasa ya cumple un papel similar en los despidos objetivos para las empresas de menos de 25 trabajadores asumiendo el 40% de la indemnización. Y parece ser que se quiere ampliar su intervención.

De la lectura del documento no tengo nada claro las formas ni la cuantía real ni la participación del Fogasa en todo esto. Me encanta de sobremanera esta frase del Gobierno: hablando del abaratamiento del despido, se la califica como "formula que podría favorecer firmemente las creación de empleo". "Podría" gran condicional... Al final el abaratamiento del despido es como creer en la virgen y en esta formula: Menor indemnización igual a mayor contratación.

Al final nos vamos a creer que el problema es el coste de los despidos y no la situación económica e industrial. ¿De verdad el problema es el despido?