La Comunidad de Madrid ha decidido que los salarios de los trabajadores del Metro deben de bajar "porque si", ya que de otro modo no tiene ningun sentido lo que está ocurriendo.

 En un inicio parecía que lo que se estaba iniciando era un recorte de gastos, pero al final lo que quieren es simplemente bajar los sueldo. La noticia que aparece hoy en el Publico es esclarecedora, mientras quieren reducir el gasto en 7,9 millones de euros la empresa ha destinado 51 millones a la publicidad. 

Como bien dicen desde el Foro Social Mundial de Madrid, la lucha de los trabajadores del Metro es la nuestra, y hoy más que nunca la defensa de los derechos de los trabajadores del metro a defender su convenio colectivo es fundamental. No es algo superficial y no lo podemos reducir a los supuestos altos salarios que cobran los trabajadores la estabilidad en el empleo que tienen y su afán de no perder dinero. Lucha por su convenio y lucha para que si hay que reducir cualquier aspecto del mismo se haga en el marco del convenio y no por decreto "trescatorce" de la Comunidad de Madrid

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid expresaba que no le parece "lógico" que los empleados del Metro de Madrid acepten hacer una huelga que les supone 100 euros de descuento por día en sus nóminas y rechacen una bajada del 1,5% "que no llega ni a 30 euros mensuales". Ya llevan 7 días de huelga (y al menos quedan tres más), por lo que algo más hay en las razones de su huelga y Esperanza lo sabe. La única razon de la Comunidad de Madrid es su particular lucha para doblegar a los sindicatos, hacer ineficaces los convenios colectivos y hacer todo esto con el apoyo de una parte de la sociedad haciéndoles ver que los trabajadores del metro son una elite laboral. 

Como dice Kabilia, patronal PP y PSOE quieren reformar la negociación colectiva y por ahora en el decreto de la reforma laboral del Gobierno ya se han introducido medidas que flexibilizan y facilitan las relaciones laborales dentro de una empresa. La lucha delMetro es la lucha contra la banalización de los derechos laborales.

Próxima estación: lucha y huelga