http://www.kaosenlared.net/img2/2006a/29860_Vivienda_en_puta_vida.jpgIgual que todos los años viene el anuncio del "calvo de la lotería", todos los años cuando se acercan las elecciones todos los partidos empiezan a prometer de manera desmesurada.

Zapatero ha prometido tan solo ha prometido 1,5 millones de viviendas de protección oficial -en 10 años- y como está de moda ahora decirlo, 600.000 de esas viviendas serán régimen de alquiler. Andalucía que también está de elecciones y se acaba de firmar el pacto por la vivienda en el que se garantiza la construcción de 700.000 pisos en 10 años, de los cuales 300.000 serán de protección oficial. Todo un logro en continuar con los mismo fallos sin tratar de remediar nada.

Lo que es una lástima es que todas estas "voluntades" no se junten para lograr una voluntad política para resolver el problema del acceso a la vivienda. En Catalunya, donde han tratado de ver otros modelos además de no parar de construir y contruir, la medida más novedosa -como dice Amei- ha sido calificada de incostitucional por el Consell consultiu de la Generalitat.

En concreto lo que este Consell Consultiu cree que no es constitucional es el artículo 42.6 que propone, entre otras medidas, la posibilidad de poder hacer alquileres forzosos en viviendas que lleven más de 2 años vacías sin justificaciones en zonas con alta demanda de vivienda.http://www.noticiasdegipuzkoa.com/ediciones/2006/10/29/sociedad/espana-mundo/fotos/2009626.jpg

A pesar de todos los pesares de partidos como PP y CiU la  posible incosntitucionalidad no viene de la mano de la intromisión de esta media en el "derecho a la propiedad provada", sino que viene por el artículo 14, por la igualdad.

Según parece la medida tal y como está ahora redactada genera inseguridad jurídica y supone un tratamiento desigual para sus destinatarios. También se cuestiona la falta de concreción de la norma respecto a la expresión "demanda residencial fuerte y acreditada", un concepto "jurídicamente indeterminado".

Se van hacer retoques para solucionar estas posibles tachas, pero lo más interesante es que el Consell Consultiu ha dado su aval al resto del texto y a la filosofía no cuestionando la posibilidad de hacer alquileres forzosos y por tanto dando el pase a una posible nueva política de vivienda en la que se interviene sobre lo ya construido, sobre la ciudad consolidada en vez de aventurarse a construir centenares de miles de viviendas más construyendo verdaderos monstruos de cemento y ladrillo a lo largo y ancho del estado.

Acotar la definición de "zonas de demanda residencial fuerte y acreditada" o la inclusión de la posibilidad de que el propietario pueda alega encontraría lugar en la constitución, asumiendo por tanto que la propiedad privada está supeditada a la función social.