puesto que estoy en la orilla del mar...

 

 

«Puesto que estoy en la orilla del mar puedo aprender del mar. Nadie puede exigirle al mar que sostenga todos los navíos, o al viento que hinche constantemente todas las velas. De igual modo nadie puede exigirme que mi vida consista en ser prisionero de ciertas funciones. ¡No el deber ante todo, sino la vida ante todo! »

Nuestra necesidad de consuelo es insaciable (Stig Dagerman)

caerse fuera del mundo

 

«Los éxitos, los fracasos, las ilusiones, las obligaciones, los sentidos, los valores... todo tiene que resolverse ahí, en la privacidad de cada uno. Por eso la vida hoy se presenta como un camino de autorrealización. La mayoría tropieza por el camino y se cansa. La conexión empieza entonces a fallar. Problemas de autoestima, insatisfacción, ansiedad, depresión, etc. El problema y su solución siempre están en uno mismo. El conflicto siempre está en uno mismo. El mundo entero ha entrado a formar parte de uno mismo y cada uno, solo, no sabe qué hacer con él. Pesa demasiado. Las almas se quiebran. La conexión se interrumpe definitivamente.»

Piratear la vida (Marina Garcés)  ~~link roto

vivir en el alambre

«En la sociedad del bienestar vivir precariamente parece cosa de tiempos remotos o de otros lugares, de países pobres muy alejados en el mapa. Las hambrunas, la pobreza severa, las guerras, las catástrofes naturales, las epidemias son males a los que se ve sometido el individuo precario, pero en otro tiempo de la historia, en otro lugar del espacio planetario. El pleno empleo, El Estado benefactor y el consumo de masas, consiguieron que, al menos durante tres décadas, en los países industrializados, la seguridad se apoderara de las vidas de las personas convirtiéndolas en fervorosos creyentes del Progreso, asentándose la convicción profunda en una nueva servidumbre voluntaria para obtener neveras, televisores, coches, pisos, pensiones públicas, estabilidad.»

Vivir en el alambre (Ramón Germinal)