Volar sin alaS Live in hell

Última...

Todo el día pensando en una voz, y una piel
Entre las sábanas inventas, como podría ser
Reincidentes

Hoy sonó el despertador, y por primera vez en la vida, lo único que me vino a la cabeza fue la típica imagen de un despertador estampado en la pared. Siempre me ha gustado despertarme, pero hoy no... hoy no.

Sabía que hoy, algo iba a ser distinto, y como hasta alturas ya sabes, cambiar da miedo. Abrí un ojo, la habitación en penumbras, cada cosa en su sitio, y sin embargo, nada cuadraba.

Hoy soñe con un mundo paralelo, y el volver me hizo demasiado daño.

He estado todo el día pensando en que es lo que tenía ese sueño que tanto me ha removido y a la pregunta solo le contesta la vocecilla que entre sábanas me susurraba, ¡descubrelo! ¡lo tienes dentro!

Este supongo que será el último post que ponga por aquí.  En breves pediré a SD darlo de baja. Este  pequeño y desatendido blog ha sido una pequeña ventana muy importante para mí, pero hoy, ya no lo veo sentido. A todas las personas que alguna vez lo visitastéis solo me queda deciros gracias! 

Hoy me desperté sin ser yo, y algo de mi tenía que irse. gracias por acompañarme

04/15/2010 00:27 2 Comments


Volar sin alaS

chao Leipzig, wir sehen uns!!!

Por volver donde alguien, te quiere sin que vuelvas
Extremoduro ~ Pedrá

10/02/2007 22:34 6 Comments


Volar sin alaS Live in hell

5 minutos olvidados

Unos se van, y otros se vienen
Y en el mismo sitio el reloj se detiene
Unos se van y otros se vienen
Nadie olvida a nadie sin retroceder
Desechos

Sudando vuelve a entrar. Paras bloqueado en el espejo ¿Qué buscas ahí?. La respuesta se te antoja difícil y cortas el pensamiento con un simple mirarme por fuera, a ver si sigo bien.

Aprisa, pero con suavidad, desabrochas los 12 botones de la camisa, pero sin abrirla. Esperas a que todos los botones este sueltos y como si se abriera el telón... ahí están: 16 paquetitos de 200 gramos casa uno. Una mezcla de dinamita y percloral. En total, 4 kilogramos de explosivos y un cable que sale por un lado del pantalón y llega hasta tu pecho.

Eso es todo. Tú, los explosivos y el espejo. Encerrado en ese sucio baño que podría estar en cualquier lugar del mundo.

Sin nisiquiera formularse la pregunta empiezas a dudar en las respuestas. Durante mucho tiempo mirastes sus ojos, en la calle, en la televisión. Y a esas visiones las sometistes a un profundo análisis durante todos los días de tu vida. Las sumerjistes en el alcohol del guerrero, andaste con ella en miles de caminos, les presentastes incluso a amigos, amigas y familiares... son parte de tu vida. ¡Ja! Precisamente de eso se trata... ¡¡De tu vida!!

Enciendes un cigarro y procuras no acercártelo mucho. Todavía no, piensas, mientras esbozas una insulsa risa. Lo fumas al ritmo de mil recuerdos que exploras sin mucha pasión, mientras la auja continua penetrandote el cerebro... ¿Debo hacerlo?

Estas solo, y no lo quieres así. La buscas. Sacas su foto de la cartera. Una foto descolorida, en blanco y negro, que conoces de memoria, cada milimetro, cada detalle de ese día juntos... solo una semana antes de que los disparos del ejército se la llevarán para siempre.

Aplastas el cigarro contra el suelo, y asi te los imaginas a ellos. Cierras el debate en tu cabeza con la frase que otros tantos como tu han pensado, durante cientos y cientos de años: Equilibraremos la balanza.

Más tranquilo, vuelves a abrocharte la camisa. Te arreglas y lanzas una última mirada al espejo. Todavía te quedan dos horas hasta tu objetivo, y no quieres llegar tarde.

Esos cinco minutos que pasaste solo en ese lavabo quedarán en el olvido, pero no los cinco minutos siguientes a que detones la bomba. Y la verdad, los últimos, no hubieran existido sin los primeros, igual que no existirá paz sin justicia.

07/25/2007 15:47 1 Comments


Volar sin alaS

Principios

Lo que es, ES

Salvo que habites el frío mundo al revés

Ey Mar!!! Guarda esas frías olas!! No me dejes fuera, no nos dejes solas

100 motivos como patas de un cienpiés, 1000 anuncios cada día y solo un Ego contra todo, repitiendo una y otra vez.

Lo que no es, SI ES 

07/15/2007 12:38 2 Comments


Volar sin alaS

Ahora que estas dormida...

... y que yo sigo despierto. Ahora que escucho tranquilo como afuera todo se rompe ante mil tempestades, ante millones de humanas necedades.
Ahora que permanezco tumbado a tu lado, pero respirando soledad. Ahora que tu calor me llega, pero no me quema.
Ahora que veo una esquina que lleva dentro mil cuentos incontables, y escucho silencios que en todos los idiomas son hablados iguales.

Gemüse Kamf

Ahora que ya no queda nada de alcohol, que la última vela ya se apagó, que tus ojos claros solo ven oscuridad y solo se escucha el ritmo tranquilo del ir y venir de la vida entrando y saliendo dentro de ti.
Ahora no quiero que se me escape nada de este momento. Quiero recordarlo tal y como fue, y poderlo traer siempre en recuerdos, y poderlo pintar siempre en papel.

Ahora soy yo.
Solo y libre.
Más que nunca.
Y no puedo dormir.
Hay tanto por pensar y tanto por vivir que soñar dormido me sabe a poco

05/22/2007 16:22 2 Comments


Volar sin alaS

Gemüse Kampf

Este fin de semana, coincidiendo con el tradicional festival del House Project G16, tenía lugar la batalla de verduras (Gemüse Kampf) entre los dos barrios alternativos de Leipzig: Connewitz (donde vivo yo) y Plagwitz...

Gemüse Kamf

Después de dos horas de ciruelazos, berenjenazos, patatazos y demás verdulazos, Connewitz parece que se hizó con la victoria, quitándoles las dos pancartas a Plagwitz y reteniendoles en su lado del puente sin poder avanzar nada.

Yo me lleve lo mío... y la mejor fue el naranjazo que me dió en toda la nariz de algún desalmado de plagwitz :( Todavía esta un poco morada. Eso sin contar las heridas de sujetar el escudo, y menos mal que se me ocurrió hacer caso a la gente y fabricarme uno.

Bueno, aquí dejo unas fotillos del evento [1] [2] [3]. La verdad es que en algunos momentos parecían disturbios de verdad... no me quiero imaginar como será en Berlin :)

Estaría muy bien hacerlo también por los Madriles, quizá zona norte contra sur, y liarnos a verdulazos en medio de Atocha... y a mi, siendo sincero, me encantaría a más de un piluk@ darle un buen tomatazo :)

04/30/2007 15:34 0 Comments


Volar sin alaS

Ardes, e iluminas

Este fin de semana te he visto. Ya te conocía de oídas, pero por fin he podido conocerte, y la verdad, no era para menos lo que me habían contado de ti.

Cuanto llevas luchando ¿30 años? ¿quizá 40 o 50?... Contra los americanos, rusos y su ocupación... luego contra las centrales nucleares y la prepotencia de quienes desprecian a la Madre Tierra, estos últimos años contra los nazis que aun siguen campando por estas tierras... Preparas otra vez otro golpe con renovadas energías al sistema, será contra el G8, y se seguro que lo harás bien. Quizá te vuelvan a detener, que seria ¿la docena de veces?... entre risas le quitas importancia "Seguro que conozco a alguien donde vaya".

Y seguro que es verdad. Solo hay que contemplarte. Se te ve en la forma de coger y tratar a los animales, con paciencia y respeto, como si estuvieras hablando con la misma madre tierra. Tus ropas, hoy enteras de negro en los 60 fueron de colores, pero siguen brillando con la fuerza de tu aura de persona libre. En tu casa hay una estrella roja y negra que anuncia con serenidad donde entras. El mensaje queda claro al ver las palabras que estan escitas en la puerta de tu cuarto. Respeto, Paz y Libertad.

Miró a las demás personas que hablan contigo y aunque no puedo entender todo lo que dicen se que te hablan para pedirte consejo, para compartir contigo tus dudas... Te has ganado a pulso eso, y disfrutas de ello...

Abres otra cerveza con un suave toque del mechero (¿cuantas habrás bebido en tu vida?) y me la ofreces. Da igual que no sepa hablar tu idioma, nos hemos echado un par de miradas y nos hemos caído bien. Nos tiramos dos horas charlando con gestos e inglés de tus nuevos proyectos y de los que quedaron atras. Me permitiste contarte los míos. Te gustaron, me encantó que te gustaran. Me hace sentir fuerte ahora.

Llevas siendo libre desde que naciste, y moriras siendo libre, y aunque todo perezca, siempre habrá algo que permanecerá.

Algo pequeño y frágil.

Algo que nunca se ha dejar a nadie, que te robe, que te ensucie, que te pise...

Algo que solo nosotras debemos de saber donde guardamos. Quizá tu lo tengas entre ese pelo enrastado que lleva 10 años sin cortarse, o quizá en el colgante con el símbolo de la paz y el color descolorido.

Algo, prácticamente etereo. La fuente de nuestra máxima esperanza.

Algo que tu me has hecho multiplicar al verte y conocerte.

Quizá nunca más nos volvamos a ver, ni a reir juntos, ni a compartir otra cerveza en el jardín "Cuba", pero se que estás ahí. Gracias. Te quiero.

04/09/2007 23:44 2 Comments


Volar sin alaS

Volar sin alaS

Volar sin alaS es como correr a ciegas, sabes seguro que en algún momento, va a haber un tope, un muro, algo que te va parar... pero corres, pero vuelas!!

Volar sin alaS se asemeja en su éxito al enfrentamiento entre piedras y niños contra tanques y proyectiles... La lógica demanda un solo resultado, y la memoria recuerda que más de una vez la contradicción se hizo vencedora...

Muchas gentes Vuelan sin alaS, hay algo que les empuja... como si de Peter Pan se tratará, encuentran algo dentro que les hace subir, que les hace superar la gravedad multiplicada por la gravedad del sistema que nos rodea... dos fuerzas hacia abajo, solo una hacia arriba... la ecuación de la magia del Volar sin alaS se conecta directamente con nuestra esencia, Mitauke Oyasin!! Dos orejas para escuchar, solo una boca para hablar.

"No somos nuestro coche, no somos nuestra ropa, no somos el contenido de nuestra cartera" decía Tyler Dourden en "El Club de la Lucha", y Volar sin alaS recuerda que lo material pesa...

Volar sin alaS nos acerca a nuestras incoherencias y que dos más dos no son cuatro cuando el aire balancea. Aunque puedas Volar sin alaS tienes que saber también que puedes llorar mientras sonríes, que puedes amar siendo preso, que puedes creer que cambias cosas mientras siempre haces lo mismo... pero al igual que caminar, lo importante no es la meta ni llegar, sino el camino, sino el vuelo...

Volar sin alaS determina siempre que el vuelo nunca será fijo, sino que será vida, dinámico, hacia arriba, hacia abajo... pasarás volando por los alrededores del río Cocito y subirás, en tres días o tres años, a la magia de un amanecer radiante... Volar sin alaS es música, y la música nunca fue una nota.

Volar sin alaS establece en ti la cierta tendencia a desobedecer, a experimentar, a darle la vuelta a todo, volando, imaginando... Al perder las alas impuestas, redescubres las tuyas propias, entonces, todo cambia, y ya no ves la televisión, sino que eres tú quien actua... ya no observas, sino haces... ya no dudas, sino te lanzas... ya no aceptas, sino imaginas...

La gente que Vuela sin alaS, huele de una manera especial. Es el olor a viento de libertad y el aroma fuerte del que ama la vida y odia lo que trata de arrebatarla. Es el olor mas opuesto al podrido aroma de prisiones, billetes y codicia. De esta manera, las personas que Vuelan sin alaS, se reconocen entre ellas.

Solo un atisbo de mirada y una breve inhalación te muestra que la que acaba de pasar a tu lado Vuela sin alaS también, es este momento cuando tu corazón da un vuelco, y sabes que no estas solo...

A tod@s l@s que Voláis sin alaS, no os puedo decir más que lo que tenéis dentro ya ... a l@s que no, ¿a qué esperais? Arrancaros las alas impuestas, redescubriros como aves... os queda todo un mundo por conocer.

01/15/2007 11:43 7 Comments


Volar sin alaS

Carta a una idea desconocida

Hola:

Esta carta es para ti, pero no se muy bien si eres tú quien la va a leer, igual que él que escribe no es el mismo que conocías... Tantas cosas cambian de un día para otro, tantas cosas se olvidan, o mejor aún, no se quieren recordar...

Lo primero que quiero decirte es que te echo de menos... No sabes cuanto... Todos los días me levanto pensando en ti, en como era el vivir contigo, que se sentía, recuerdo momentos de acción, y otros de silencio

La mañana, el despertar, resulta ser un ritual de lo más dulce, a la vez que doloroso, muy doloroso...

La segunda cosa que quiero escribirte es que quiero dejarte de echar de menos... Tu existencia en mi cabeza ya no tiene sentido ni objetivo en mí. Es tan frío, tan ajeno, tan del pasado... Recordarte solo me trae la sensación de no avanzar, de atascarme, de dar vueltas en la espiral que se convierte cada pensamiento sobre ti, vuelves al principio sin haber llegado al final... ¿final? ¡qué estupidez! ¡como si esto tuviera final! ¡como si la meta fuera importante y no el camino!

rotten

Lo tercero es que espero quedarme con los buenos momentos que tu existencia me ha regalado. No han sido pocos la verdad, y algunos han sido sencillamente impresionantes y fantásticos... jamás sentí lo que sentí... llegando incluso a confesar entre dientes y en silencio que "vivo por ti"... Esas miradas y esas palabras que tu me has enseñado...

No quiero olvidar nunca la sensación de estar mojándome con mis propias lágrimas de felicidad... tampoco olvidar el mojarme de lágrimas de tristeza... No las cambiaría por nada, aunque ya no estén, aunque solo hayan existido en otro tiempo... su existencia me enseño el valor de llorar, de sentir, de saber que dos más dos no son cuatro...

Lo cuarto es que quiero que tú te quedes con lo malo. Si, ya lo sé, es egoísta... pero, ¿quién no es egoísta cuando los recuerdos son cuchillos afilados? ¿quién no cedería los dolores en el estómago?

No, no soy un angelito de la caridad por eso te regalo lo malo, ¡cógelo!, yo no lo necesito más... No puedo llevar esa mochila allá donde voy, allá donde quiero ir.

Por quinto punto, y este no tiene reverso ni sexto al que mirar, me gustaría decirte que te vaya bien, que disfrutes en otras cabezas, que regales momentos, que escupas vida, que salpiques lágrimas, que irradies vitalidad, que se escuchen tus palabras y se noten tus acciones, que no pierdas nunca el olor que llevas impreganada... que gracias por enseñarme tantas cosas y que te deseo lo mejor, allá donde estes... y que no entristezcas jamás... vales más que la mayoría de ideas de este mundo, aunque seas lo que seas, aunque yo sea lo que soy, aunque el mundo sea como es...

Adiós Idea, en el recuerdo, y solo en él, seguiremos viéndonos

En un infernal septiembre...

09/05/2006 23:17 1 Comments


Volar sin alaS

Obstáculos

"Voy caminando por un sendero. Dejo que mis pies me lleven. Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras. En el horizonte se recorta la silueta de una ciudad. Agudizo la mirada para distinguirla bien. Siento que la ciudad me atrae. Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo que deseo. Todas mis metas, mis objetivos y mis logros. Mis ambiciones y mis sueños están en esa ciudad. Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo que aspiro, lo que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos. Me imagino que todo eso está en esa ciudad.

Sin dudar empiezo a caminar hacia ella. Al poco de empezar a andar, el sendero de hace cuesta arriba. Me canso un poco, pero no importa. Sigo. Diviso una sonbra negra, más adelante, en el camino. Al acercarme, veo que una enorme zanja impide mi paso. Temo... Dudo. Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente. De todas maneras, decido saltar la zanja. Retrocedo, tomo impulso y salto... Consigo pasarla. Me repongo y sigo caminando.

Unos metro más adelante, aparece otra zanja. Vuelvo a tomar carrera y también la salto. Corro hacia la ciudad: el camino parece despejado. Me sorprende un abismo que detiene mi camino. Me detengo. Es imposible saltarlo. Veo que a un lado hay maderas, clavos y herramientas. Me doy cuenta de que están allí para construir un puente. Nunca he sido hábil con mis manos... ... pienso en renunciar. Miro la meta que deseo... y resisto. Empiezo a construir el puente. Pasan horas, días, meses. El puente está hecho. Emocionado, lo cruzo y al llegar al otro lado... descubro el muro. Un gigantesco muro frío y húmedo rodea la ciudad de mis sueños... Me siento abatido. Busco la manera de esquivarlo. No hay forma. Debo escalarlo. La ciudad está tan cerca... No dejaré que el muro impida mi paso. Me propongo trepar. Descanso unos minutos y tomo aire...

De pronto veo, a un niño que me mira como si me conociera. Me sonríe con complicidad. Me recuerda a mí mismo... cuando era niño. Quizá por eso me atrevo a expresar en voz alta mi queja.

-¿Por qué tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?

El niño se enconge de hombros y me contesta.

-¿Por qué me lo preguntas a mí? Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras... Los obstáculos los trajiste tú"


Desde siempre, una de las batallas más duras y más irracional, ha sido la abismal lucha contra nuestro propio yo, contra nuestros miedos. Leyendo las palabras de otr@s que describen perfectamente lo que alguna vez has sentido, pienso que difícil es romper nuestros propios muros, en comparación con los muros físicos que nos rodean. En este caso, el cuento es de Jorge Bucay, de su libro "Cuentos para pensar"

09/01/2006 13:27 1 Comments

© 2006 David T.All the contents in this web is release under the GPL license v 3.0. Use it! Share it!