ZialdoKA

Kontrabando incautado

— Escrito por zialdoka @ 11:00

Kontrabando fue una de tantas iniciativas que surgen en las alocadas cabezas de las gentes de este país del Bidasoa y que como tantas veces son incautadas por el olvido.

 (Más)

A Modo de Prologo

— Escrito por zialdoka @ 10:59
 
Texto de Santiago Cierraespaña Martínez de la Bella Easo
 
Cuando mi respetado amigo Pachi Vivaespaña me pidió que leyera una nueva publicación, incautada en la redada de un club de carretera, llamada Contrabando no podía por más que coincidir con tan sabia persona, en que Contrabando es un grotesco panfletillo tan irreverente como aberrante. Esta gazetilla estrambótica conceptualmente pueril atenta contra los valores más sagrados de la decencia y la moral democratacristiana. Insolentes plumillas autoproclamados como los nietos de Don Pío Baroja aun cuando hayan escogido invocar los mismos hermosos parajes que nos hiciera llegar este genial escritor navarro que no vasco, por ende ¡ESPAÑOL!. En definitiva nos encontramos relatillos salidos de las mentes enfermas y totalmente deterioradas por un sin fin de drogas de todas las formas y colores.
 (Más)

Era joven

— Escrito por zialdoka @ 10:59
Unai Goietxe Iturria era un joven de unos veinticinco o veintiséis años, tampoco tiene demasiada importancia el dato. Lo interesante era su atractivo. No era un "guapo", físicamente no destacaba demasiado, era alto y proporcionado, pero como hay cien. Era un magnetismo inexplicable, primitivo, salvaje, que emanaba de todos los poros de su piel, lo que le hacía irresistible para las mujeres. Se dedicaba oficialmente a la pesca de bajura, aunque redondeaba el sueldo con algo de contrabando, nada serio, algo de tabaco, licor... nada espectacular. La vida que llevaba era bastante sencilla, mucho trabajar y dinero para vivir y algún capricho, y así parecía que sería siempre.
 (Más)

Cris

— Escrito por zialdoka @ 10:49
Crisógono se sorprendía a sí mismo pensando en el título de su obra. ¡Con todo lo que le había pasado últimamente!  Ahora sólo podía pensar en ese título que siendo la semilla de su obra, ahora había perdido parte de su sentido.
 (Más)

Yo, Josetxo Azcuna

— Escrito por zialdoka @ 13:25
Ayer noche volvía hacia Irun después de ver un concierto de "Extremoduro" en Oiartzun, cuando a la altura del barrio de Gurutze vi unas extrañas luces flotando sobre la carretera. Detuve el coche en la cuneta y contemplé asombrado cómo las luces, increíblemente rojas y azules, se acercaban más y más, hasta cegarme por completo. En aquel momento, y sin tener tiempo a reaccionar, por primera vez en mi vida fui abducido... por una furgoneta de la Ertzaintza.
 (Más)

A quince brazas de profundidad

— Escrito por zialdoka @ 13:20
Las aguas del Atlántico norte eran frías, y mucho más aún a quince brazas de profundidad. Joanes de Uranzu ya no era consciente de ello, el débil destello de vida que quedaba en su interior no permitía sentir algo tan vulgar como el frío o el dolor, pues aunque él no lo sabía cuatro de sus costillas estaban rotas y clavadas en uno de sus pulmones. Había notado el sabor de la sangre en la boca. Sí, sabía perfectamente que estaba muerto y que aquellos segundos eran los últimos. No pensó en el magnífico cachalote que había destruido su ballenera y le había matado de un certero coletazo. No podía odiar a la bestia, pues había sido arponero durante más de media vida y respetaba a sus presas. Su brazo jamás impulsó el arpón con odio, lo hacía con pasión, como antes que él lo hiciera su padre y antes su abuelo. Aquél era su oficio y lo hacía bien, por sus ancestros, por sus presas, por su familia, por él...
 (Más)

Powered by LifeType